Sobre Innosi

INNOSI se pregunta cómo podemos diseñar estrategias de inversión social sólidas que puedan hacer frente a los desafíos socioeconómicos emergentes y a las réplicas de la crisis económica de 2008.

La investigación identificará enfoques innovadores de la inversión social a nivel nacional y regional a través de los 28 Estados Miembros, con evaluaciones en profundidad de casos de estudio en 10 Estados Miembros. Dentro del programa de investigación se presta especial atención a los marcos legales y regulatorios requeridos para la innovación en la política de bienestar social y los diferentes enfoques para financiar la política de bienestar social, incluyendo el rol potencial del tercer sector y las organizaciones del sector privado.

Nuestro enfoque general se basa en nuestra comprensión de la inversión social que reconoce:

  • la importancia del contexto regional en la política de inversión social;
  • el papel de la innovación social en la inversión social;
  • la necesidad de reconocer y medir el valor social y económico al evaluar las políticas;
  • cómo las experiencias de los beneficiarios de las políticas de inversión ayudan a dar forma a las identidades cívicas en Europa.

Sin embargo, este no es un proyecto de investigación tradicional. Las claves del proyecto son la participación de la comunidad y el impacto de las políticas. Creemos que para desarrollar enfoques que apoyen una reforma social efectiva para los grupos vulnerables, es esencial involucrarlos en la investigación y en el proceso de desarrollo e implementación de políticas. Por lo tanto, la participación de los usuarios es el corazón de nuestro proyecto. Esto se garantiza mediante el reclutamiento de un mínimo de 100 ‘reporteros comunitarios’ y entrenándolos para desarrollar habilidades de medios sociales como la fotografía, el podcasting y la edición de vídeos utilizando dispositivos ‘technology in the pocket’. Aproximadamente un tercio de la investigación en este proyecto se dedica a la generación de impacto. Los resultados de la investigación se asimilan en un análisis prospectivo donde se consideran las opciones de inversión social en el futuro. Nuestros “socios de impacto” (normalmente las ONGs o los órganos representativos) actuarán como “intermediarios del conocimiento”, tomando los resultados de las investigaciones de los casos de estudio y el ejercicio de prospectiva, y convirtiéndolos en material relevante con el que involucrar a los responsables políticos. Su objetivo es generar impacto desde la investigación y durante la vida del proyecto y sentar las bases para el impacto continuo del cuerpo de trabajo generado durante el proyecto.

Qué es Innosi? (Innovative social investment)

Específicamente, en nuestra investigación exhaustiva sobre los casos de estudio y nuestro trabajo con los reporteros comunitarios, consideramos cómo la innovadora política de bienestar social puede contribuir a las transformaciones sociales y psicológicas que serían necesarias para abordar las implicaciones sociales de la crisis en Europa. Como resultado, esta investigación apoyará los esfuerzos europeos para reforzar el sentido de la solidaridad entre los ciudadanos. La investigación contribuirá a la aplicación efectiva de las prioridades del paquete de inversión social en general, y a la construcción del futuro banco de conocimientos sobre las políticas sociales en particular. Una parte sustancial de este proyecto se centrará en utilizar los resultados de la investigación para generar políticas de impacto, impacto en la práctica y un impacto cultural más amplio. De esta forma, identificamos el potencial de nuevas formas de implementar y financiar sistemas de bienestar social, incluyendo las contribuciones del tercer sector y del sector privado, que complementan las inversiones públicas.
Las sociedades europeas están cambiando en una serie de áreas interrelacionadas, incluyendo demografía, globalización, sostenibilidad ecológica, estructura familiar, empleo, pobreza e inclusión social. Las implicaciones de estos cambios son profundas. Los efectos de la crisis financiera de 2008 no son sólo económicos. La incertidumbre, la austeridad y los altos niveles de desempleo y la reducción de los salarios han desestabilizado los mercados laborales. Los ciudadanos europeos manifiestan una creciente falta de confianza, no sólo en relación con las instituciones financieras, las empresas y el libre mercado en general, sino también en relación con las instituciones democráticas y la política a nivel europeo, nacional o local.

Nuestros objetivos son triples:

  • Identificar y evaluar los enfoques innovadores y estratégicos existentes para la reforma del bienestar social a nivel regional y local.
  • Explorar el impacto social y psicológico de estas innovaciones en individuos y comunidades.
  • Reunir el aprendizaje útil y práctico de este nuevo conjunto de pruebas y movilizarlo para informar de las políticas y las prácticas en toda la UE.

Cumpliremos con nuestros dos primeros objetivos a través de:

  •  Investigación a nivel micro y macro sobre políticas e iniciativas de inversión social.
  •  Métodos de casos de estudio mixtos en diez estados miembros, teniendo en cuenta redes locales y regionales, instituciones y activos, así como las políticas nacionales y europeas.
  • Una comprensión clara de la Inversión Social que utiliza la “innovación social” como concepto clave.
  • Una fuerte voz de usuario, garantizada a lo largo del proyecto mediante la contratación y formación de ‘reporteros comunitarios’

El consorcio está formado por diez universidades públicas de diferentes estados miembros de la UE, todos ellos ubicados en ciudades importantes, estratégicas, pero no capitales, dando así una perspectiva regional al consorcio.
Uno de los pilares principales del proyecto es que se desarrolla junto con 10 socios de impacto de toda la Unión Europea.

Universidades:

  • Manchester Metropolitan University (UK)
  • Stichting Hogeschool Utrecht (NL)
  • Turku University of Applied Sciences (FIN)
  • Universitat Politècnica de València (ESP)
  • University of Debrecen (HUN)
  • Karslstads University (SWE)
  • Uniwersytet Wroclawski (POL)
  • Westfälische Wilhelmsuniversität Münster (DEU)
  • University of Bologna (ITA)
  • Panteion University of Social and Political Sciences (GRE)

Socios de impacto:

  • EUCLID Network
  • People’s Voice Media (UK)
  • Locality (UK)
  • The Association of Finnish Local and Regional Authorities
  • AICCON (ITA)
  • Forum Ideburna (SWE)
  • Platform 31 (NL)
  • Tecnalia (ESP)
  • Labour institute of general confederation of Greek workers
  • Foundation Institute of Public Affairs (IPA) (POL)

Conceptos clave de la inversión social:

El enfoque de la inversión social hace hincapié en la posibilidad de considerar ciertas partes de las políticas sociales y de empleo -y posiblemente otros ámbitos políticos como la educación- como inversiones que mejoren las perspectivas de empleo futuro y participación social, junto con más cohesión social y estabilidad. Todo esto se consigue ensalzando la dimensión y la importancia en nuestra vida de las políticas sociales y sus beneficios a largo plazo para la sociedad. Innosi se centra específicamente en las áreas de educación y atención en infancia, las políticas del mercado de trabajo para los padres y las políticas activas y pasivas de empleo.

Los servicios sociales y los mercados son a menudo (argumentaríamos, erróneamente) vistos como opuestos en una escala de valores. En general, los mercados se perciben como guiados ​​por los beneficios, mientras que los servicios sociales tienen aparentemente motivos altruistas y morales. Sin embargo, los inversores sociales son participantes del mercado que también buscan maximizar su colaboración y su respuesta en la inversión. La diferencia radica en el contexto: en la inversión social, la “respuesta” no es necesariamente monetizable (aunque los ahorros de costes juegan un papel en la creciente atención a la innovación social recibida de los encargados de crear políticas), pero puede medirse principalmente en valores sociales como el bienestar subjetivo, la mejora de la calidad de vida, el grado de integración de los grupos de población difícilmente accesibles y vulnerables, la frecuencia e intensidad de la acción local compartida y participativa y el aumento de los niveles de cohesión social, y un sentido general del bienestar que está más allá de la esfera de la materialidad (Pol y Ville 2009). En resumen, la evaluación de la inversión social requiere una reevaluación de la forma en que se mide la “respuesta”. La inversión social se define, de esta forma, como un modelo basado en el mercado.

Existe una extensa literatura sobre la movilización del conocimiento que demuestra consistentemente que no hay garantía de que ni siquiera los hallazgos metodológicamente sólidos y claramente documentados influyan en la política y la práctica. Existen muchas barreras y obstáculos potenciales para la movilización del conocimiento, incluyendo las demandas competitivas de diferentes tipos de conocimiento (no relacionado con la investigación), los tipos de utilización de la investigación, los modelos de proceso, las intervenciones de implementación y los marcos conceptuales (véase Nutley et al, 2003). Las implicaciones clave de esto para nuestro proyecto son que la investigación debe ser traducida y que la traducción debe implicar a la investigación y a los intermediarios de la política.

Socios – Pulsar en el logo para acceder a las páginas web